Lo primero de todo, es importante tener en cuenta que el perro que acabas o acabáis de adoptar, ha sufrido un cambio radical en su vida al salir de la protectora(que era como su casa) y tiene que aclimatarse a una nueva familia en un nuevo hogar.

 

Puede que sea un animal recogido de la calle o rescatado de una situación de maltrato, abandono, etc... Por lo tanto puede ser un animal temeroso aunque al mismo tiempo agradecido y fiel, y necesitará un tiempo de adaptación al nuevo hogar y a sus componentes.

 

Lo ideal es proporcionarle un lugar de la casa tranquilo con agua, comida y una camita en la que él se pueda sentir cómodo. Los primeros días se debe dar su espacio para que pueda poco a poco aclimatarse a la casa, oler, investigar, interactuar poco a poco con demás personas y animales de su nuevo hogar, etc..

 

El mejor alimento que se le puede dar, es un pienso especial de gama alta y pedir en la asociación un poco del anterior para mezclarlo y no producirles problemas digestivos.

 

*No es aconsejable la comida casera

 

Es  muy importante que pongas el microchip tras la adopción, pues es obligatorio que vaya identificado y será la manera más fácil de recuperarlo en caso de pérdida. Tan solo tendrás que dirigirte co la targeta sellada que te daremos en la asociación a la clínica veterinaria de Vinaroz.

 

*En nuestra protectora siempre damos en adopción a los animales completamente documentados, chipados, desparasitados y en algunos casos esterilizados.

 

Los primeros paseos deberán ser cortos pero abundantes, es decir, intentar salir breves periodos de tiempo pero varias veces al día, para que el animal se adapte poco a poco al ruido y olores de la calle, sin estresarse (no te preocupes si al principio le cuesta andar un poco con la correa, pues solo tiene que acostumbrarse), además, sacarlo abundantemente las primeras semanas ayudará a que no tenga que aguantar sus necesidades y evitaremos que las haga en casa.

 

Cada vez que tu mascota haga sus necesidades fuera de casa, lo ideal es recompensarlo inmediatamente, con caricias, y una golosina, así el animal relacionará cosas positivas con ese hecho.

 

En poco tiempo lo comprenderá y hará sus necesidades al salir de casa. En un principio deberás salir a la calle con tu perro sujeto con la correa, nunca lo sueltes.

 

Un perro que es adoptado puede estar al principio confundido y miedoso, por tanto tendrá tenencia a escaparse y huir.

 

Esto sólo ocurre en la primera etapa, hasta que te hayas ganado su confianza. Tú mismo te darás cuenta cuando esto ocurra, ya que cada perro necesita un tiempo determinado dependiendo de sus circunstancias. De todas formas es aconsejable que la primera vez que lo sueltes sea en sitios cerrados donde el animal no pueda marcharse, hasta que estés completamente seguro de que acude a tu llamada.

 

                              EDUCAR AL PERRO CON PACIENCIA Y CARIÑO

 

Con paciencia y cariño el perro aprenderá todas las pautas de comportamiento que quieras enseñarle. Por su instinto natural de complacer a su dueño tiene más éxito una educación con elogios y corrección que con castigos. Elógialo cuando haga algo bien. Si tienes que reprenderlo hazlo en el acto y no pasado el tiempo, porque él ya no recordará lo que hizo mal y creerá que le regañas por lo que está haciendo en ese instante.

 

Usa tu voz, hazle reproches firmes y autoritarios: "¡NO!" cuando haga algo que no consideres correcto como morder un mueble o hacerse pipi dentro de casa. Ten en cuenta que un cachorro empieza a entender lo que está bien y lo que está mal a partir de al menos cuatro meses; será entonces el momento de empezar a educarlo.

Mientras, puedes ir creando en él ciertos hábitos, por ejemplo llevándolo a hacer sus necesidades en el lugar que tú elijas, aunque no esperes demasiado de él en esta primera fase pues son muy pequeños y aún no pueden controlar sus necesidades.

 

Proporciona al nuevo miembro de la familia un lugar caliente donde pueda dormir y no sea molestado. Esto les proporciona confianza.

 

 

         LOS 3 PUNTOS CLAVE PARA MANTENER A UN PERRO SANO Y FELIZ SON:

 

Buena alimentación unido con seguimiento veterinario (si lo necesita), una educación adecuada a nuestro estilo de vida y lo principal, mucho amor y cariño.

 

Esto son solo algunos consejos básicos para la adaptación del animal.

 

*Para cualquier pregunta o consulta te puedes dirigir a tu veterinario o llamarnos por teléfono a componentes de la protectora que pueden darte algunas pautas a seguir.

 

CONTACTO

Teléfonos:  664376523                       

                   687450794                        

Horario:

 

DE LUNES A VIERNES:

DE 8:30H A 12:30H.

TARDES:

DE 17:00H A 19:30H.

 

SÁBADOS, DOMINGOS Y FESTIVOS (O días de mucha lluvia):

DE 9:00H A 13:00H.

TARDES:

¡CERRADO!

 

Horario del teléfono de EL CAU 687.450.794:
*De lunes a viernes:
Mañanas: De 11h a 13h
Tardes: de 17h a 19h
*Sábados, Domingos y Festivos:
Mañanas de 10h a 13h

 

Web actualiza:13/08/2018

Teaming
Teaming

"Aunque su cuerpo se deteriore
y hasta se canse y ya no pueda mas,
él siempre vuela
y disfruta de correr y de vivir
en un tiempo sin final.

Mirad como se apasiona,
y en cada despertar;
se mete por nuevos caminos,
y busca y descubre,
y sueña y ama,
pero su sentir no se deteriora
porque siempre es joven.

Se alimenta de dar amor
con verdad y sinceridad;
sufre y se levanta,
llora y luego sonríe
pero nunca envejece.

Te ama hasta el final "